Archivos de categoría: Jardín de Adultos

Las mujeres en el mundo swinger

Nos gusta pensar que el estilo de vida swinger es un escenario especialmente femenino. A todos nos conviene entenderlo de esa manera porque la capacidad para vivir fantasías es mucho más grande si las mujeres se sienten cómodas y libres. Es un error común creer que este tipo de prácticas están orientadas a complacer a los hombres, y que ellas simplemente se dejan llevar, o por el temor o por la generosidad. No hay tal; para que cualquier tipo de aventura sexual funcione y sea verdaderamente gratificante, todos los involucrados deben estar igualmente interesados.

Hemos visto, seguramente por razones culturales, que los primeros acercamientos al lifestyle, suelen ser más difíciles para ellas y que una vez que la maquinaria se ha echado a andar, son ellos los que empiezan a desarrollar más resistencias. Sin embargo, es importante entender que si un hombre quiere entrar al estilo de vida swinger, su primera prioridad debe ser siempre, la mujer de la que viene acompañado.

mujeres_mundoswExisten varias razones para eso. La primera es que si ella se siente cien por ciento segura, es mucho más probable que esté dispuesta a sobrepasar esa primera frontera que viene con el temor de lo desconocido. Si ella sabe que su pareja estará al pendiente de su tranquilidad, seguramente querrá dejarse llevar más fácilmente, y cuando esto ocurra, estereotipos aparte, para un hombre es más sencillo abandonarse a los juegos pasionales. Obviamente, ninguna pareja es igual, todos tenemos nuestros propios códigos y distintas formas de reaccionar, pero generalmente ocurre así. Si ellas están contentas, nosotros estaremos más contentos.

La segunda razón es que, cuando nos relacionamos con otra pareja, la parte femenina de ésta, estará muy al pendiente de cómo tratamos a nuestra acompañante y del tipo de relación que tenemos con ella. Obviamente, se identificará con ella y si nos percibe como caballeros tiernos y considerados, será más fácil que esté dispuesta a darnos una oportunidad como amantes.

Otro motivo, por el cual ellas son prioridad es que, siendo el mundo swinger un entorno tan delicado en términos emocionales, es lógico pensar que todos los que estamos ahí desarrollamos un instinto protector que está muy orientado a proveer espacios seguros. Si una mujer se siente, de alguna manera, vulnerada, la comunidad entera reaccionará para cuidarla. Lo usual, por lo tanto, es que ciertas actitudes machistas muy normalizadas en el mundo civil, no son muy apreciadas en territorios sw.

Es importante también reconocer que la sociedad, en general, no ha sido tradicionalmente muy buena en dar equidad entre hombres y mujeres en cuanto a la capacidad de decidir sobre su sexualidad. El mundo liberal es, por su naturaleza, un espacio en donde la prioridad es, precisamente, la habilidad para tomar decisiones. El lifestyle debería ser, en ese sentido, un espacio ejemplar que enarbole valores femeninos relacionados con derechos sexuales y capacidad de elección

Finalmente, hay que decirlo con todas sus letras, mujeres hay pocas y hombres muchos. Para swinguear necesitamos mujeres así que ellas siempre serán mucho más apreciadas que nosotros.

* Diego y Mariana son los autores de Jardín de Adultos, un blog dedicado a narrar sus aventuras sexuales como pareja liberal y a dar consejos y reseñas del mundo swinger.

** Ilustración original: Ivan Rubashkin

Cinco razones por las que deberías probar una experiencia swinger

Tú y tu pareja ya lo han hablado pero aún no se deciden. Aquí no se trata de convencer a nadie, pero si el tema ha salido entre ustedes más de una vez, posiblemente es algo que realmente quieren y lo único que les falta es un salto de fe. Pueden estar seguros, nada malo les va a ocurrir, y posiblemente tengan una de las mejores experiencias de su vida en común.

  1. Los swingers son personas amables
    Uno de los principales temores de una pareja que se debate entre buscar una aventura con otras personas o no, tiene que ver con no saber qué clase de personas irá a encontrarse. Por causa de muchos productos mediáticos, el común de la población piensa que los swingers son enfermos sexuales, una suerte de alimañas repulsivas que escupen mientras hablan y que no pueden apartar los ojos de los senos de ninguna mujer. Pero, aunque de todo hay en este mundillo, la verdad es que lo más común es encontrarse con parejas amistosas y generosas que, en la mayor parte de los casos, se identifican bien con los procesos por los que los principiantes están pasando. Casi todas las parejas experimentadas están dispuestas a compartir sus historias y experiencias así como a respetar los tiempos de los demás. Después de todo, nosotros también pasamos por lo mismo.
  2. razones_experiencia

  3. Ustedes deciden el nivel de involucramiento
    Si lo que los preocupa es que, al cruzar por las puertas de un club, entren en una amorfa masa de manos y órganos sexuales que los rodeen irremediablemente como en animación porno japonesa, pueden estar tranquilos. El mundo swinger defiende, ante todo, la libertad de decisión. Cuando se decidan a hacer una cita con una pareja o a ir a un bar de intercambio de parejas, deben saber que el mundo swinger comprende desde ver y ser vistos hasta lo que la imaginación provea. Así que es muy importante que platiquen mucho sobre sus límites y niveles de involucramiento, se pongan de acuerdo entre ustedes, y tengan la confianza de que nadie los forzará a nada. Si se llegaran a sentir presionados por alguien, siempre vale la pena decirlo con toda claridad. “No queremos, y sentimos que nos están presionando”.
  4. Suelen ser ambientes seguros
    ¿Y si el lugar al que vamos es una cueva de bandidos? Hay muchos clubes y de muchos tipos. Al igual que fuera del mundo liberal, hay sitios para toda clase de personas. Pero, de todas formas, piensa que en lugares donde sólo asisten parejas, todos comparten la misma obsesión que ustedes, la seguridad y bienestar de su acompañante. Por lo tanto, el ambiente en este tipo de lugares, contra la creencia popular, es bastante seguro.
  5. La experiencia es muy excitante
    Una aventura en pareja es emocionante desde mucho antes de que ocurra, hasta mucho tiempo después. Empezar a hablar de ello, puede poner sus motores en marcha. La mayor parte de las parejas, refieren que antes, incluso, de tomar la decisión de intentarlo por primera vez, fantasear al respecto alimentó muchas de sus noches de desvelo. Los preparativos también son buenos afrodisiacos. Decidir si irán a cenar con una pareja o si probarán suerte en un antro swinger, echará, sin duda a volar la imaginación ¿Qué ropa usarán? ¿Qué esperan encontrar? Hablen mucho de ello y le sacarán mucho más provecho. Después de su primera experiencia sw, inicia la mejor parte. Las imágenes que se almacenen en su memoria les darán gasolina para varias sesiones más.
  6. Puede enseñarles muchas cosas sobre el otro
    Insisto, este artículo es sólo para gente que ya ha hablado y fantaseado al respecto. Swinguear, siempre lo decimos, no es para todo el mundo. Pero entre muchas parejas de liberales exitosos, es frecuente escuchar lo mucho que el estilo de vida los ha educado sobre comunicación. Para nosotros, si algo nos ha traído este ambiente es la certeza que da la confianza en el otro. Ser cómplices de tantas aventuras, nos ha enseñado a hablar las cosas con franqueza y a encontrar maneras de decirlas. Precisamente, superar la sensación de vulnerabilidad y los temores iniciales, tiene como resultado un espíritu mucho más confiado y mucho más entregado a tu pareja. Es muy probable que, luego de varias sesiones, aprendas sobre el placer de la persona que más quieres, cosas que no habías imaginado y que para la mayor parte de las personas se mantienen como secretos ocultos.

* Diego y Mariana son los autores de Jardín de Adultos, un blog dedicado a narrar sus aventuras sexuales como pareja liberal y a dar consejos y reseñas del mundo swinger.

** Foto original: Bela Borsodi. Tatler #3 Roleplay.

Swingles: ¿Se puede ser soltero y swinger al mismo tiempo?

Hay opiniones de todo tipo con respecto al tema de los solteros en el medio swinger. Nosotros, los autores de este post, creemos que decir swinger soltero es un oxímoron, una contradicción de términos que funciona sólo en el plano de la retórica, pero es imposible en la realidad. Acostarse con más de una persona puede, en todo caso, hacernos polígamos, divertidos, promiscuos, aventureros, libertinos, dionisiacos o cómo se guste y mande, pero la cultura sw va, en esencia, más allá de lo que ocurre en la cama. El estilo de vida, tiene que ver con una elección, no sólo de la forma en la que practicamos nuestra sexualidad sino también de la manera en la que construimos nuestra relación de pareja. Por eso creemos que, si bien, los solteros pueden ser buenos compañeros de juego, ellos han hecho una elección diferente, y en ella, no hay un cómplice de vida incluido.

swinglesParece una frivolidad, o una absurda intención de etiquetar personas, pero es más complejo que eso. Quien se inicia, como pareja estable, en estas prácticas tiene una prioridad más demandante que cualquier otra cosa, la tranquilidad y la seguridad del otro. Lo que pone en la mesa, a la hora de jugar, es una relación estable, consolidada y con muchas historias detrás. No puede ser lo mismo lo que le ocurre a aquél que sólo tiene que cuidar de sí mismo, o en todo caso, que no tiene más que así mismo para cuidarse. No decimos que una cosa sea más válida que la otra, simplemente, que no pueden ser iguales y que por eso, el soltero que aspire a conocer el mundo de los swingers debe comprender a profundidad muchos detalles.

Si éste es tu caso y te preguntas cómo ser un buen swingle, o un single swinger, te recomendamos los siguiente:

Primero que nada, asegúrate de conocer bien y de respetar los protocolos que cada comunidad publica. Casi todos los decálogos son similares, pero si existe alguna norma en particular, es importante que la conozcas bien.

Recuerda que tu rol es el de un juguete que sirve para estimular la relación amorosa de alguien más. Si te sientes cómodo con ser utilizado simplemente como un objeto sexual, estarás bien, si además requieres cuidados especiales, esto no es lo tuyo.

Si eres hombre, asume lo siguiente: Hay mucha oferta y muy poca demanda. Ten muy claro qué es lo que te hace especial a ti sobre el resto de los demás pretendientes. Declara eso en tu perfil y cumple con lo que ofreces.

Debes estar muy dispuesto a dar a la pareja que te invita la privacidad, el espacio y el tiempo que requieran. Recuérdalo bien, tú estás ahí para ellos, no ellos para ti.

Es importante que estés dispuesto a correr con ciertos gastos, pero cuida de saber con claridad qué es lo que se espera de ti en ese sentido. Hay muchas parejas muy alevosas que confunden tus atenciones con un patrocinio. Si alguien te quiere cobrar, no estás con una pareja swinger, estás con una prostituta disfrazada. Hay un abismo de diferencia entre pagar una habitación de hotel y “dar una colaboración”.

Modera tu consumo de alcohol. No sólo tiene que ver con los desagradables momentos que le puedes hacer pasar a la otra pareja. También es un tema de seguridad; recuerda que no estás con tus amigos y no puedes esperar que nadie te cuide o se responsabilice de tu estado si éste se vuelve una molestia.

Bajo ninguna circunstancia intentes competir con alguno de los miembros de la pareja. No te enfrasques en discusiones absurdas, no te luzcas y por supuesto, no intentes dejar mal parado o parada a ninguno de tus anfitriones. En todos los casos, tú llevas las de perder.

Equilibra los cumplidos que le haces a las dos partes de la pareja. Eso le dará a ambos la tranquilidad de que tu intención es jugar con ambos y no sacar del partido a nadie. Si eres un chico, y no te gustan los de tu género, no se trata de que le hagas piropos al trasero del marido, simplemente de que cuides que los dos se sientan atendidos y cómodos en tu compañía.

Finalmente, hay diferencias radicales entre los swingles hombres y las mujeres. Si bien, es cierto que cada vez hay más parejas que buscan experimentar con tríos HMH, las chichas siguen teniendo un lugar muy especial en la estima de los swingers. Los hombres no son, ni serán nunca considerados especiales unicornios, en buena medida por una cuestión de proporción: hombres hay muchísimos, mujeres, casi ninguna. Así que ellas son bienvenidas y buscadas en la mayor parte de las ocasiones, y ellos, casi nunca. Los espacios abiertos para caballeros sin acompañante, no dejan de ser muy restringidos y, en general, están también muy concurridos por otros muchos caballeros sin acompañante. No esperes, pues, que nadie se te acerque. Haz tú siempre el primer contacto. Tip: Decirle a ella, “Mamacita que buenas nalgas tienes quisiera poder besarlas” no es una frase inicial éxitosa.

* Diego y Mariana son los autores de Jardín de Adultos, un blog dedicado a narrar sus aventuras sexuales como pareja liberal y a dar consejos y reseñas del mundo swinger.

¿Cómo hacer el primer contacto swinger?

En uno de los correos que Mariana y yo recibimos buscando contacto, el remitente decía: “El protocolo swinger dicta contestar aunque no estén interesados”, implicando que deberíamos darle, a la brevedad, una respuesta. La frase me puso un poco de mal humor y me hizo pensar si eso es cierto o no; si estamos obligados a contestar a todo aquel que nos escribe aunque lo haga con el mismo compromiso de un volantero en la esquina. En la vida real, no necesariamente le contestamos a la gente que se nos acerca ¿o sí? En algunos casos, podemos decir, “No estamos interesados, gracias.” Pero hay veces en las que, una aproximación errónea puede hacernos salir corriendo.

Imagen: Milo Manara

¿Cómo escribir, entonces, por primera vez a una pareja swinger en la que estamos interesados?

1.- . Revisen bien el perfil de la pareja en cuestión. Entérense de que es lo que pueden tener en común y menciónenlo en su texto. Es más fácil que alguien se sienta inclinado a contestar si el interés es genuino.

2.- No. Eviten escribir mails genéricos que se copian y pegan mil veces. A nadie le gusta sentirse tan importante como un limón más en la verdulería.

3.- . Cuiden la ortografía. La buena escritura es, en internet, el equivalente al buen aliento en la vida real. A todos se nos va un dedazo de vez en cuando, pero leer un correo de alguien que cree que la “k” y la “q” son la misma letra o que no se ha enterado de la invención de las tildes en el idioma español, lo único que produce es un inmediato ataque de castidad.

4.- No. No escriban sólo en mayúsculas. ¿Hablarían con alguien que les está gritando? ¡NOSOTROS TAMPOCO!

5.- . Hablen de ustedes. Describan sus intereses y gustos más allá del plano sexual. Es más probable que una pareja quiera conocerlos si sabe que ustedes son interesantes. Usen información concreta, aunque no comprometedora, por ejemplo: el tipo de música que les gusta, si son aficionados a acampar o a ver películas de los hermanos Cohen, en fin, las cosas que les gusta hacer juntos. Hablen de los dos, no se centren sólo en él o en ella.

6.- No. Es conveniente no utilizar lenguaje demasiado fuerte. Aunque la palabra “panochita” podría excitar a alguien, no funciona la mayor parte de las veces. No todos tenemos la misma reacción a las mismas palabras, por lo que es mejor mantenerse del lado seguro. Si la frase que van a escribir no la dirían frente a frente, tal vez, sea mejor idea evitarla.

7.- . Piensen en ella al redactar su correo. En el mundo liberal, al menos latinoamericano, los contactos solemos hacerlos los hombres, pero lo usual es que las mujeres sean quienes toman la decisión. Escriban pensando que los estará leyendo una mujer a la que no conocen. Quieren ser interesantes pero no agresivos. Cuando nosotros vemos que en el correo participaron los dos, y no solo él, nos interesamos más porque demuestra que están juntos en la aventura.

8.- No. Los monólogos aburren. Al igual que en cualquier otro escenario de ligue, para hacer conversación, hay que interesarse también en el otro. Hagan preguntas. Denle a la otra pareja razones para escribir de vuelta.

Al final del día, lo más importante es no olvidar que esto es un juego de seducción. Los modales y la imagen que proyectan en esa primera aproximación dicen mucho de quiénes son ustedes en la vida real. En contra de la creencia popular, a los swingers no nos urge brincar a la cama de cualquiera ni somos unos ninfómanos sin control. Aunque sea para un one-night stand. La mayoría de las parejas que conocemos prefiere hacer citas con gente que, en el mundo civil, les parecería igualmente compatible.

* Diego y Mariana son los autores de Jardín de Adultos, un blog dedicado a narrar sus aventuras sexuales como pareja liberal y a dar consejos y reseñas del mundo swinger.

La guía del sexo en el auto

Me topé en algún lado con este útil manual para tener relaciones dentro del coche. Habrá que ponerlo en práctica.

sexo_carro_01

sexo_carro_02

sexo_carro_03

sexo_carro_04

sexo_carro_05

sexo_carro_06

sexo_carro_07

sexo_carro_08

sexo_carro_09

sexo_carro_10

sexo_carro_11

sexo_carro_12

sexo_carro_13

Texto publicado en: http://www.jardindeadultos.com/2010/05/la-guia-del-sexo-en-el-auto.html#.U2FDWMaoWTN

* Diego y Mariana son los  autores de Jardín de Adultos, un blog dedicado a narrar sus aventuras sexuales como pareja liberal y a dar consejos y reseñas del mundo swinger.

** La guía original para hacer el amor en el coche fue publicada por la revista Maxim de la República Checa. Aquí dejamos el link de un sitio web ruso que escaneó la revista, por si alguien se anima a traducir el texto del checo al español.

¿Quién puede y quién no puede ser swinger?

Millones de dólares gastados en pornografía no pueden estar equivocados; fantasear con tríos, orgías e intercambios de pareja es tan natural al ser humano como salivar frente a la comida rica. Pero hay límites que no son para todos. En algunos casos, involucrarse con actividades más allá del sexo convencional, puede ayudar a una pareja a encontrarse, a aprender el uno del otro y a valorarse más. En otros, en cambio, la experiencia puede dejar muy mal sabor de boca. Contrario a la creencia popular, la diferencia entre los primeros y los segundos no es necesariamente la capacidad para lidiar con los celos. Conozco muchas parejas swinger en las que los celos forman parte habitual de su relación, aunque puedan hacer éstos a un lado cuando de aventurarse juntos se trata.

En mi experiencia, poder entrar al mundillo de los intercambios tiene más que ver con otros factores afectivos, quizá más complejos. Antes de intentarlo, yo sugeriría hacernos las siguientes preguntas. No se trata de un test en el que después de determinado puntaje hemos ganado el derecho de visitar un club sw. Más bien, un ejercicio de autoanálisis que tendría que concluir con la muy famosa frase: “Si hay algo mal en tu relación, primero arréglalo y luego intentas otras cosas”.

quien_puede

  • ¿Cómo es la comunicación con tu pareja?
    Preguntarse esto es tan obvio como básico, si no se tienen la confianza para decir lo que les gusta y lo que no en lo cotidiano, cuando emociones más extremas estén en juego, los costos podrán ser mucho más altos.
  • ¿Se sienten satisfechos el uno con el otro?
    Es una pésima idea probar un intercambio cuando la persona con la que duermes ya te aburrió, o te parece mala con el sexo, o ya no te gusta. Ambos pueden salir muy lastimados, si lo vienen a descubrir en un escenario donde uno de ustedes la pasa muy bien, y el otro no.
  • ¿Sabes que eres lo más importante para tu pareja?
    Una experiencia swinger puede, de pronto, desatar un número grande de inseguridades. Si una persona no se siente bien afianzada en el territorio que pisa ¿para qué caminar en arenas movedizas? Una de las cosas más intensas y gratificantes de este tipo de vida es la certeza de que, al final del día, tu pareja quiere estar contigo y sólo contigo.
  • ¿Te sientes, de cualquier forma, presionado o presionada para intentarlo?
    Puede ser que quieras entrar en esto por tu propio pie, pero si además, sientes que te están empujando, conviene hacer una pausa y darle a cada quien sus propios tiempos. Cuando una aventura de este tipo no funciona, cualquiera que sea la causa, es común que los involucrados empiecen a repartir culpas. Si sospechas que algo le reprocharás a tu pareja en el futuro, mejor esperen a que ambos estén listos.
  • ¿Tú relación tiene muchos otros ingredientes además del sexo?
    Un poco por la novedad, otro poco por la experiencia de los participantes, y un mucho por la ansiedad del momento, las relaciones grupales y el intercambio de parejas son, en general, mucho más intensas que las prácticas sexuales habituales de una pareja estable. Si les ocurre a ustedes, ¿podrán lidiar con el hecho de sentirse más satisfechos con un compañero de juego diferente? El punto aquí es saber si ambos tienen la estabilidad emocional, en primer lugar, para no dejarse encandilar por estos espejismos y en segundo lugar para tratar con el hecho de que otra persona pueda satisfacer, en un momento dado, a tu pareja mejor que tú.


Insisto, esto no es una cuestión de sí contra no o de generar un índice de aptitud swinger, pero una pareja que quiera probar con este tipo de vida, debe saber que, como en cualquier otro deporte extremo, aquí también hay riesgos, y que la mejor forma de protegerse es poniendo siempre en primer lugar y ante todo, tu propia relación estable.

* Diego y Mariana son los  autores de Jardín de Adultos, un blog dedicado a narrar sus aventuras sexuales como pareja liberal y a dar consejos y reseñas del mundo swinger.

** Foto: Untitled artist collaboration project – (self-portrait x 4) – Copyright © ElectricSexDoll, Græ Andresen, Coriolis & Græ Andresen

Ser swinger en México - Para tener éxito en un club

Me siento un poco raro escribiendo esta entrada porque, como hemos confesado en múltiples ocasiones, Mariana y yo somos pésimos ligando. Pero hemos visto suficiente, hemos tenido nuestra dósis de éxito, y hemos estado por ahí lo bastante como para saber qué conductas hacen que los que se inician en este mundillo tengan gratas experiencias en sus primeras visitas a clubes swinger.

Antes de asistir:

    • Lean nuestra guía de lugares swinger en México. Escojan según lo que les llame la atención y no necesariamente según nuestra calificación. Lo que cada pareja busca es diferente y no hay fórmulas precisas.

exito_club

  • Hablen entre ustedes. Dejen en claras varias cosas: por supuesto, sus límites y hasta donde están dispuestos a llegar. Es indispensable que ambos sepan la importancia de cumplir con este compromiso para evitar que alguno de ustedes se sienta abandonado. Háganle saber al otro que ellos son lo más importante y que ninguno hará nada que ponga incómodo al otro. Dejen abiertos los canales de comunicación y sepan los dos que en todo momento pueden decirse lo que sea y en todo momento cualquiera de los dos puede abortar la misión.
  • No significa no. Y eso también es entre ustedes dos. Imagínate, si es desagradable sentirte obligado u obligada por alguien que no conoces, cuantimás será que lo seas por la persona en la que más confías en el mundo. No hagas nunca que tu pareja pase por eso.
  • No lleven expectativas preconcebidas. Vayan con la mente abierta y con ganas de divertirse. Hacer planes sobre lo que harán los demás puede ser frustrante.
  • Calculen el costo del cover, más el consumo que puede duplicarlo o triplicarlo (en general, porque también hay esquemas que incluyen el consumo o que te dejan llevar tu propio trago, BYOB). De cualquier manera, nunca será recomendable beber de más.
  • Pónganse guapos. Los anglosajones dicen: dress to impress. Cuiden mucho sus hábios de higiene, y asegúrense los dos de oler rico, después de todo, van a ligar y quieren dejar una buena impresión. Los hombres se visten como para ir de antro. Las mujeres aprovechan para sacar sus ropitas más sexies, digamos, los vestidos que no llevarían nunca a la cena con los suegros. Es normal que una mujer que va por primera vez tenga ciertos resquemores con eso del vestuario. En el resto de los ámbitos sociales, las féminas son víctimas de fuertes críticas. La buena noticia es que en el mundo swinger eres la más hermosa y los demás están ahí para admirarte. Éste es el lugar donde puedes sentirte más libre y segura. Aquí nadie se va a quejar de si enseñas demasiado, o de que no tienes cuerpo para usar esa blusa o de si la celulitis o… Lo más importante es que te sientas cómoda. Si tu ropa de ligar te hace sentir mal, o si sientes que pasarás toda la noche pensando en ella, tal vez sea mejor cambiar tu vestuario. El punto es, vístete para seducir a tu pareja y no olvides cuidar mucho tu ropa interior.
    TIP: Ir a hacer compras de ropa para salir de antro swinger, puede ser, en si misma, una aventura muy caliente.

 


Durante:

  • Ella manda. Ella manda todo el tiempo y él es un “juguete agradecido”.
  • Olvídense del celular. Nada ahuyenta más a la gente que las personas aisladas que se esconden tras los mensajitos.
  • Bailen. Diviértanse. Hagan contacto visual. Sonrían. Si ven a otra pareja que les guste, no teman acercarse y conversar. Platicar no compromete a nada. Ser tímidos no necesariamente los excluirá de la diversión, pero manténgan una actitud positiva y sean amables con los demás. Es frecuente en los clubes mexicanos que, como muchos de los parroquianos ya se conocen, parezca que los grupos ya están hechos y que son impenetrables. No es para tanto, casi todo el mundo está abierto a conocer nuevos amigos. Después de todo, esa es la principal función de un club swinger.
  • No significa no. Nunca está por demás recordarlo.
  • Exploren y hagan lo que se les antoje. Nunca han estado en un lugar más seguro, pero no pierdan la comunicación entre ustedes y no beban demasiado.
  • Entren en los playroom, pónganse cómodos y disfruten lo que ven. Pueden tener sexo libremente entre ustedes sin necesidad de compartir con nadie. Si quieren acercarse a otras personas, háganlo de manera paulatina evitando ser agresivos. La regla general de convivencia es “No hagas a los demás lo que no te gustaría que te hicieran a ti”


Después:

  • Platiquen. Cuéntense cómo les fue, lo que les gustó y lo que no. Compartan lo que los excitó.
  • Tengan sexo; reencuéntrense después del viaje. Es muy excitante hacer el amor con la cabeza llena con las imágenes de experiencias anteriores. Compártan esas imágenes.

Texto publicado en: http://www.jardindeadultos.com/2013/04/ser-swinger-en-mexico-para-tener-exito.html#.U1iVTMaoWTM

* Diego y Mariana son los  autores de Jardín de Adultos, un blog dedicado a narrar sus aventuras sexuales como pareja liberal y a dar consejos y reseñas del mundo swinger.

** Foto: ?, vía: Sicalipsis

Ser swinger en México - Consejos sobre seguridad

Viviendo en un país como el nuestro, es lógico que, quien quiera zambullirse en el mundo de las parejas liberales, tenga como una de sus principales preocupaciones el tema de la seguridad. ¿Quiénes son los swingers? ¿Llevar a mi novia a un antro de éstos será exponerla a multitudinaria violación causada por sátiros incontrolables? ¿Un bar swinger es la cueva donde Alí Babá y sus cuarenta ladrones se apostan para asaltar a jóvenes parejas incautas? Nada de eso.

Habría que empezar por decir que la comunidad swinger es un corte transversal de nuestra sociedad. Es decir, encontraremos más o menos la misma proporción de bonitos y feos, de ricos y pobres, de panista y priistas… dentro del medio que fuera de éste. Sin embargo, y amén de los riesgos propios que vivimos los que nos gusta salir por la noche, en general, los clubs de intercambios tienden a ser espacios mucho más seguros. Hay una explicación tras eso. Cuando salimos con nuestras parejas, lo que más nos importa es su seguridad y su comodidad, ¿cierto? Pues en un antro civil hay todo tipo de personas, pero en un club sw (de los que son exclusivos para parejas y mujeres solas) estamos rodeados de gente en las mismas circunstancias que nosotros, es decir: personas cuyo interés principal es la seguridad y la comodidad de su pareja. Por lo tanto, quienes asistimos a este tipo de sitios, tendemos a generar entornos más seguros. Es mucho más probable toparte con un acosador incómodo en cualquier lugar vainilla que en uno para swingers.

swinger_seguridad

Foto: Alva Bernadine.

La otra ventaja es que el medio, tiende a comportarse como comunidad. Mucha gente se conoce entre sí, y puede dar testimonio a otras parejas sobre el comportamiento de cada uno de nosotros. Gracias a esto, la mayor parte de los swingers mexicanos cuidamos lo más posible nuestra reputación tanto en línea como en el mundo real, manteniendo conductas amables, respetuosas y, en general, amistosas. Si invitas a una pareja a tu casa y luego te roban ¿cuánto tiempo crees que pasará antes de que todo el mundo se entere y nadie más los vuelva a invitar?

Con esto no quiero decir que haya que descuidarse. Insisto, el mundo sw es una muestra bastante representativa de nuestro mundo. Estarán bien, pero vale la pena seguir unos cuántos consejos de seguridad para evitarse malas experiencias:

  • Antes de contactar con una pareja, revisen su reputación. Sitios como SDC tienen un sistema de validaciones que sirve para que otras parejas certifiquen que se trata de gente real.
  • No le teman a las conversaciones electrónicas. Muchos piden evitar “carteos interminables” pero vale la pena tomarse el tiempo de conocer a las personas con las que tendrán una cita a ciegas. Presten atención a detalles en los correos. ¿Estás intercambiando correspondencia con alguien que te pone atención o que sólo escribe machotes para ver cuál pega? ¿Quien escribe habla lo mismo de ella que de él o nada más llena el mail de descripciones sobre el tamaño del pene o fantasías masculinas? ¿Pueden leer que hay una relación de pareja en ellos similar a la que tienen ustedes? Confía en tus instintos, si algo te huele mal, da las gracias y sigue buscando.
  • Acuerden sus primeras citas en lugares públicos. Queden para cenar o tomar tragos en restaurantes o cafeterías de zonas con las que estén familiarizados y en las que se sientan seguros. Tómense todo el tiempo que necesiten para conocer a la otra pareja. Si después de la cena no pasa nada, nadie se sentirá ofendido.
  • Eviten, en la medida de lo posible, mandar o publicar fotos en las que se les vea el rostro. Si lo hacen, usen fotos normales, nada que pueda comprometerlos después.
  • Cuando hagan la primera llamada telefónica asegúrense de hablar con los dos miembros de la pareja, así sabrán que son en verdad dos. Algunas veces sucede que, al llegar al primer encuentro, se topan con un hombre solo que cuenta una historia fantástica de cómo su esposa no pudo llegar pero que él tiene permiso. Lo que menos resulta de una situación así, es un momento incómodo. Así que siempre será bueno evitarlo.
  • ¿Es buena idea invitar a otra pareja a su casa? Si los conoces lo suficiente, si te dan buena espina, si nada se siente peligroso y si te gusta recibir visitas… ¿Por qué no?
  • No importa nunca la circunstancia, de dónde llegaron juntos, váyanse siempre juntos. Si por cualquier razón, un conflicto entre ustedes dos se avecina, den por terminado el plan y váyanse a casa. No se expongan a que un pleito estalle y alguno termine buscando taxi solo o sola a las tres de la madrugada.
  • Los clubes swinger son una buena alternativa, tanto para conocer otras parejas como para citarse con gente con la que solo han tenido contacto por internet.
  • Tengan siempre presente que nadie los puede obligar nunca a hacer nada que no quieran. Si en cualquier club alguien los presiona o si cualquiera de ustedes se siente incómodo apelen a la regla swinger: “No” significa “No”. Si, después de eso quien los está molestando no se detiene, coméntenlo con los anfitriones del lugar para que tomen cartas en el asunto, y si esto no da resultado salgan de ahí y cuéntenlo.


Si tienen otros consejos ¡compártelos con nosotros en la sección de comentarios!
 
 

Texto publicado en: http://www.jardindeadultos.com/2014/02/Seguridad-para-swingers-mexico.html#.U015a-Z5MVk

* Diego y Mariana son los  autores de Jardín de Adultos, un blog dedicado a narrar sus aventuras sexuales como pareja liberal y a dar consejos y reseñas del mundo swinger.

Redes sociales swinger: ¿Dónde se conocen las parejas liberales?

Mucho ha cambiado desde la época en que los swingers tenían que conformarse con los anuncios de la parte de atrás del Tiempo Libre o de algunas otras publicaciones de bajo tiraje que se vendían, no sin algún bochorno, en los puestos de revistas.

dos-mujeres-desnudasEl internet no sólo cambió la forma en la que los adolescentes hacen la tarea, y en que los adultos buscamos pornografía (o viceversa, si lo prefieren) también aumentó exponencialmente las posibilidades de encuentros para parejas en busca de aventuras eróticas.

Hoy, son muchos los sitios, gratuitos o de paga, que, replicando el sistema Facebook y similares, ofrecen a los ciberswingers espacios para contactar, socializar, y fantasear. Presentamos un listado con nuestras páginas favoritas.

SDC o Swinger Date Club

A nivel mundial, es una de las páginas de encuentros sw y fetish más importante, pero además, en México, es el sitio de paga más popular de todos. Tiene varios planes tarifarios que van desde pago por mes hasta membresías vitalicias.

La página se navega muy fácilmente y tiene muchas opciones para filtrar y encontrar perfiles con mayor grado de compatibilidad. La principal ventaja que tienen los sitios de pago, como éste, es que, por lo general, mantienen alejados a los mirones.

SDC organiza también, con frecuencia, viajes y takeovers además de que tiene listados de clubs por todo el mundo, facilitándote la opción de swingear lejos cuando estás lejos de casa. Sus servicios adicionales incluyen: blogs, directorio de servicios (civiles), alertas de viaje y speed dating.

Swingliving

Llegó hace relativamente poco a México y su popularidad creció muy rápidamente ya que tiene dos grandes ventajas: La primera es que es una red social swinger completamente gratuita.

La segunda es que, para evitar perfiles falsos, sólo admite miembros que hayan sido invitados por otros miembros.

Muchos perfiles son, incluso, validados personalmente por los administradores de la página ya que, con frecuencia asisten a fiestas y clubs swinger y regalan estudios fotográficos para que las fotos que las parejas tengan en su página sean de cierta calidad.

Swlifestyle

Es otra página de encuentros swinger gratuita. Es muy sencilla de manejar y opera de una forma muy particular, al menos por el momento.

Replica el sistema de las ventas multinivel, entonces, una pareja refiere a otra y obtiene comisiones cuando ésta se convierte en miembros de paga y cuando a su vez, refiera a otras parejas.

Lo curioso es que el sitio es perfectamente funcional en la versión gratis y, además no parece haber manera de convertirse en miembro pagado. Supongo que, en esta etapa estarán haciendo crecer su base de datos y eventualmente lanzarán el servicio premium.

Kasidie

Es una de las páginas de encuentros swinger más reconocidas en Estados Unidos. Es de paga, aunque tiene versión gratuita.

Son muy pocos los usuarios hispanoparlantes con los que cuenta. Sin embargo, si sales mucho al gabacho, puede ser una buena alternativa para hacer contacto con parejas de por allá.

También organizan viajes y eventos especiales.

Lifestyle Lounge

También es un sitio liberal mucho más conocido en EUA que en latinoamérica. Sus servicios son muy parecidos a los de SDC y a nosotros nos cae bien porque patrocina una de nuestras pelis porno favoritas.
 
 

Texto publicado en: http://www.jardindeadultos.com/2014/03/paginas-swinger-redes-sociales.html#.U0xHu8aoWTM

* Diego y Mariana son los  autores de Jardín de Adultos, un blog dedicado a narrar sus aventuras sexuales como pareja liberal y a dar consejos y reseñas del mundo swinger.

** Foto: Stas Prokhortsev

Unicornios: La especie más deseada del mundo swinger

En el reino de los swingers existe una criatura esquiva y anhelada por casi todas las parejas, que en argot liberal se llama unicornio. Los unicornios son nada menos que las mujeres que, sin necesidad de un hombre que las acompañe, se pasean libremente por los territorios del ambiente. Se les llama así, precisamente por ser escasas, ya que compartir cama con una chica más es una de las fantasías más recurrentes del mundo occidental, tanto para gente sw como para vainillas.

Foto: Ben Hopper

Es gracioso ver la cantidad de anuncios que pululan por la internet pidiendo a gritos una compañera de trío y lo mucho que contrasta con la otra frase más recurrente del medio: “hombres solos, no”. Tiene sentido: oferta y demanda. Todo el mundo quiere mujeres solas, pocos quieren hombres solos. Hay pocas mujeres solas y hay una plétora de hombres ávidos de mostrar sus talentos amatorios a una generosa pareja. Por otro lado, también la demanda de mujeres está relacionada con un asunto logístico-cultural. En el mundo de los swingers, la bisexualidad femenina es casi protagonista, mientras que la masculina está relegada a un nivel mucho más marginal. Si eso es machista o no, será tema de otra discusión. Así las cosas, cuando una pareja se inicia en el medio, es mucho más probable que ella quiera o acepte experimentar con otra, antes que él esté dispuesto a compartir desnudez con un congénere.

Afortunadamente, hay algunas excepcionales mujeres que, estando más en contacto con su sexualidad, o siendo más abiertas, o al menos más liberadas de estigmas sociales, no tienen inconveniente en buscar sus propios gustos y fantasías. Ellas, nuestros queridos unicornios, hacen perfiles en páginas swinger, van a clubes, se encuentran con parejas y disfrutan de jugar juegos con los que sus amigas civiles apenas sueñan. Obviamente, aquel que quiera tener la fortuna de toparse con uno de estos míticos seres, no tiene la tarea muy fácil que digamos. Ellas pueden darse lujos que nadie más puede. No hay que olvidar que si alguien no cumple con el total de sus exigencias, hay, a su disposición, cientos de otras opciones. Por esa razón, es fácil que los novatos de desilusionen pronto al no encontrar respuesta rápida a sus anuncios y crean que tal especie ni siquiera existe.

Nosotros sabemos bien que existen. Hemos estado con algunas y, no solo vivimos complicidades increíbles, también generamos lazos de amistad muy estrechos. De ahí que si alguien me preguntara alguna vez cómo encontrar un unicornio, respondería que no se puede. Hay que esperar a que ellas aparezcan en nuestro camino, y cuando eso ocurra, ser gentiles y atentos, vincular no sólo lo sexual sino también lo afectivo y lo intelectual y dejar que las cosas ocurran sin presiones. No faltará quien me diga que eso de vincular emociones es poco sabio en un entorno en el que éstas son más bien peligrosas. ¡Vamos! ¡Qué todos somos adultos! Ni las emociones se pueden alejar por completo de éste deporte de swingear, ni se trata de correr a enamorarse de la tercera. Simplemente el asunto consiste en darle prioridad a la calidez. Al menos así nos ha ocurrido a nosotros. Después, cuando todo termine, recordar que una mujer que galopa sola por el mundo de los libertinos, lo hace por elección propia. Si quisiera estar acompañada, no le faltarían candidatos, así que nada de intentar retener a nadie. Ella volverá cuando quiera hacerlo.

 

* Diego y Mariana son los  autores de Jardín de Adultos, un blog dedicado a narrar sus aventuras sexuales como pareja liberal y a dar consejos y reseñas del mundo swinger.

** Foto: Ben Hopper http://therealbenhopper.com