Archivos mensuales: October 2014

Las mujeres en el mundo swinger

Nos gusta pensar que el estilo de vida swinger es un escenario especialmente femenino. A todos nos conviene entenderlo de esa manera porque la capacidad para vivir fantasías es mucho más grande si las mujeres se sienten cómodas y libres. Es un error común creer que este tipo de prácticas están orientadas a complacer a los hombres, y que ellas simplemente se dejan llevar, o por el temor o por la generosidad. No hay tal; para que cualquier tipo de aventura sexual funcione y sea verdaderamente gratificante, todos los involucrados deben estar igualmente interesados.

Hemos visto, seguramente por razones culturales, que los primeros acercamientos al lifestyle, suelen ser más difíciles para ellas y que una vez que la maquinaria se ha echado a andar, son ellos los que empiezan a desarrollar más resistencias. Sin embargo, es importante entender que si un hombre quiere entrar al estilo de vida swinger, su primera prioridad debe ser siempre, la mujer de la que viene acompañado.

mujeres_mundoswExisten varias razones para eso. La primera es que si ella se siente cien por ciento segura, es mucho más probable que esté dispuesta a sobrepasar esa primera frontera que viene con el temor de lo desconocido. Si ella sabe que su pareja estará al pendiente de su tranquilidad, seguramente querrá dejarse llevar más fácilmente, y cuando esto ocurra, estereotipos aparte, para un hombre es más sencillo abandonarse a los juegos pasionales. Obviamente, ninguna pareja es igual, todos tenemos nuestros propios códigos y distintas formas de reaccionar, pero generalmente ocurre así. Si ellas están contentas, nosotros estaremos más contentos.

La segunda razón es que, cuando nos relacionamos con otra pareja, la parte femenina de ésta, estará muy al pendiente de cómo tratamos a nuestra acompañante y del tipo de relación que tenemos con ella. Obviamente, se identificará con ella y si nos percibe como caballeros tiernos y considerados, será más fácil que esté dispuesta a darnos una oportunidad como amantes.

Otro motivo, por el cual ellas son prioridad es que, siendo el mundo swinger un entorno tan delicado en términos emocionales, es lógico pensar que todos los que estamos ahí desarrollamos un instinto protector que está muy orientado a proveer espacios seguros. Si una mujer se siente, de alguna manera, vulnerada, la comunidad entera reaccionará para cuidarla. Lo usual, por lo tanto, es que ciertas actitudes machistas muy normalizadas en el mundo civil, no son muy apreciadas en territorios sw.

Es importante también reconocer que la sociedad, en general, no ha sido tradicionalmente muy buena en dar equidad entre hombres y mujeres en cuanto a la capacidad de decidir sobre su sexualidad. El mundo liberal es, por su naturaleza, un espacio en donde la prioridad es, precisamente, la habilidad para tomar decisiones. El lifestyle debería ser, en ese sentido, un espacio ejemplar que enarbole valores femeninos relacionados con derechos sexuales y capacidad de elección

Finalmente, hay que decirlo con todas sus letras, mujeres hay pocas y hombres muchos. Para swinguear necesitamos mujeres así que ellas siempre serán mucho más apreciadas que nosotros.

* Diego y Mariana son los autores de Jardín de Adultos, un blog dedicado a narrar sus aventuras sexuales como pareja liberal y a dar consejos y reseñas del mundo swinger.

** Ilustración original: Ivan Rubashkin