Manual para lograr la eyaculación femenina (video)

En el porno actual el squirting o eyaculación femenina está muy de moda, chorros de líquido salen disparados con energía de las vaginas de las actrices provocando erecciones al igual que suspicacia en los espectadores.

La mayoría de estas escenas son preparadas, pero la eyaculación femenina existe y el líquido segregado no es orina, sino un flujo de la glándula de Skene que sale por la uretra, que es por donde sale también la orina.

Algunas mujeres pueden eyacular con una sencilla estimulación en el clítoris, por la penetración o por otros estímulos sexuales. Sin embargo, al manera más efectiva para hacer eyacular a una mujer es estimulando su punto G con tus manos.

Para hacerlo más claro te dejamos este video donde Francia Anunaya, fundadora del Centro Holistico Anunaya, explica la técnica o si prefieres leer sus 15 pasos para llegar a la eyaculación femenina y practicarla individualmente o en pareja:

Los 15 pasos:

1.- Si estás en pareja, comiencen con besos. La mayoría de las mujeres se quejan a menudo que los hombres no las besan lo suficiente, especialmente después que han estado con ellas por un tiempo. Si estás sola comienza por reconocerte, mírate en el espejo y di a ti misma palabras bonitas de aliento.

2.- Aprende a darte o darle un masaje sensual. Acaricia cada centímetro del cuerpo de la mujer con pases largos y suaves. Si estás sola, acaríciate suavemente y honra tu templo.

3.- Dedica bastante tiempo a tocarte (o tocarla) y a apretar la parte interior de las piernas. Pero no toques la vagina todavía. Primero hay que incitar el erotismo y con ello que crezca el deseo.

4.- Después de algunos minutos de excitación, suavemente descansa tu mano sobre el bello púbico y cubre con tu mano la vagina. No la toques todavía, sólo acerca la mano tanto que se pueda sentir el calor que irradia.

5.- Ahora toma tu mano y pon tus dedos a cada lado de la vagina (tendrás que abrir tus dedos con el primer y segundo dedo en un lado; tercero y cuarto en lado contrario) y suave y lentamente frota toda el área en forma de círculos en el sentido que giran las manecillas del reloj. Haz este movimiento más o menos durante 2 o 3 minutos.

6.- Separa los labios de la vagina y lenta y suavemente. Acaricia y frota alrededor de la orilla del orificio vaginal y luego regresa tus dedos juntos hacia atrás y continúa frotando con el movimiento circular que iniciaste en el paso anterior.

Continúa así hasta que sientas que se te mojan los dedos.

7.- Pon tu dedo medio en la abertura de la vagina y lenta y suavemente acaricia y frota alrededor de la orilla del orificio. Si estás con tu pareja, que te bese y succione tus pezones al mismo tiempo para incrementar el umbral del placer, de lo contrario acaricia tus pechos con la otra mano simultáneamente.

Es muy importante que la pareja mientras estimula pregunte a la mujer si lo que está sintiendo le gusta.

8.- Lentamente inserta tu dedo en la vagina aproximadamente un centímetro y continua el movimiento circular por uno o dos minutos. Asegúrate que tienes las uñas de tus dedos bien cortadas y limadas, sin ningún filo o pico porque podrías lastimar esa área tan delicada.

9.- Desliza tu dedo profundamente hasta el área del punto G y lentamente masajea el área en círculos pequeños con muy poca presión. Aproximadamente la misma presión con la que te aplicarías pomada para humectar los labios con el dedo; no hay necesidad de tanta fuerza.

10. Después de uno o dos minutos se empieza a sentir una energía más prendida. En este punto se puede incrementar la presión ligeramente y continuar el masaje.

11.- Ahora podrás agregar un segundo dedo, ya sea el primero o el tercero, cualquiera que prefieras. Y continúa el movimiento durante 1 o 2 minutos.

12.- Ahora agregarás tres movimientos más. En la primera usaras ambos dedos y los doblaras atrás hacia la palma de tu mano tocando la pared superior de la vagina y el área del punto G, justo detrás del hueso del Pubis.

Puedes iniciar con la misma presión que has estado usando y después más presión una vez que estés más excitada.

En el segundo movimiento engancharás tus dedos alrededor del hueso del pubis y presionaras directamente sobre el punto G (es del mismo tamaño que una moneda de diez o cincuenta centavos y que se siente un poco más rasposo en su textura que el área de alrededor), hazlo con un movimiento vibratorio de adentro hacia fuera manteniendo la presión.

El tercer movimiento es muy similar al primero, pero ahora deslizaras tus dedos hacia adelante y hacia atrás sobre toda el área del punto G. Para adentro y afuera del borde donde tienes tus dedos enganchados alrededor del hueso púbico.

13.- Inicia con el primer movimiento e inténtalo durante 1 o 2 minutos. Ahora ya sabes algunos movimientos diferentes hacia delante, atrás, arriba, abajo, adentro, afuera… todos ellos estimulando única y exclusivamente el área del punto G.

14.- Continúa la estimulación. Puede ser que empieces a sentir contracciones en las paredes vaginales y podrás sentir los músculos vaginales apretarse alrededor de los dedos. Esto es un buen signo porque se acerca un orgasmo.

De forma alterna se puede sentir la vagina más floja y abultada hacia fuera y ponerse muy húmeda repentinamente, señal de que se está aproximando un orgasmo del punto G o un orgasmo vaginal y probablemente hasta un orgasmo eyaculatorio.

15.- En ese momento estás a pocos minutos de lograrlo. Podrían pasar de 2 a 10 minutos, así que mantén la estimulación. Recuerda que la mente es el órgano sexual más poderoso por lo que tus pensamientos deben estar enfocados al placer.

En este punto todo lo que puedes hacer es continuar haciendo lo mismo y respirar profundamente porque el orgasmo está en camino. Puede ser que eyacules o no cuando tengas el orgasmo.

Si eyaculas por ningún motivo te sientas apenada. Para la mayoría de las mujeres es algo nuevo, diferente y tabú. Además deben aprender cómo eyacular y a veces es difícil aceptar el hecho de que pueden hacerlo y en automático lo negamos.

Existen algunos bloqueos mentales que la mujer debe vencer para que eyacule por primera vez. Después será mucho más fácil y será capaz de hacerlo con mayor frecuencia y quizás todo el tiempo con otras formas de estimulación.

Para lograrlo deberá sentirte absolutamente cómoda consigo misma o con su compañero para que pueda compartir una experiencia personal tan profunda e intima. Si se siente inhibida probablemente no eyaculara, así que en ese caso deberá practicar sola.

Fuentes:
Sexologia.net: ¿Cómo hacer eyacular a una mujer?.

CentroAnunaya.com: Técnica para lograr la eyaculación femenina.

* Los textos fueron editados.

DEJA UN COMENTARIO