Ser swinger en México - Consejos sobre seguridad

Viviendo en un país como el nuestro, es lógico que, quien quiera zambullirse en el mundo de las parejas liberales, tenga como una de sus principales preocupaciones el tema de la seguridad. ¿Quiénes son los swingers? ¿Llevar a mi novia a un antro de éstos será exponerla a multitudinaria violación causada por sátiros incontrolables? ¿Un bar swinger es la cueva donde Alí Babá y sus cuarenta ladrones se apostan para asaltar a jóvenes parejas incautas? Nada de eso.

Habría que empezar por decir que la comunidad swinger es un corte transversal de nuestra sociedad. Es decir, encontraremos más o menos la misma proporción de bonitos y feos, de ricos y pobres, de panista y priistas… dentro del medio que fuera de éste. Sin embargo, y amén de los riesgos propios que vivimos los que nos gusta salir por la noche, en general, los clubs de intercambios tienden a ser espacios mucho más seguros. Hay una explicación tras eso. Cuando salimos con nuestras parejas, lo que más nos importa es su seguridad y su comodidad, ¿cierto? Pues en un antro civil hay todo tipo de personas, pero en un club sw (de los que son exclusivos para parejas y mujeres solas) estamos rodeados de gente en las mismas circunstancias que nosotros, es decir: personas cuyo interés principal es la seguridad y la comodidad de su pareja. Por lo tanto, quienes asistimos a este tipo de sitios, tendemos a generar entornos más seguros. Es mucho más probable toparte con un acosador incómodo en cualquier lugar vainilla que en uno para swingers.

swinger_seguridad

Foto: Alva Bernadine.

La otra ventaja es que el medio, tiende a comportarse como comunidad. Mucha gente se conoce entre sí, y puede dar testimonio a otras parejas sobre el comportamiento de cada uno de nosotros. Gracias a esto, la mayor parte de los swingers mexicanos cuidamos lo más posible nuestra reputación tanto en línea como en el mundo real, manteniendo conductas amables, respetuosas y, en general, amistosas. Si invitas a una pareja a tu casa y luego te roban ¿cuánto tiempo crees que pasará antes de que todo el mundo se entere y nadie más los vuelva a invitar?

Con esto no quiero decir que haya que descuidarse. Insisto, el mundo sw es una muestra bastante representativa de nuestro mundo. Estarán bien, pero vale la pena seguir unos cuántos consejos de seguridad para evitarse malas experiencias:

  • Antes de contactar con una pareja, revisen su reputación. Sitios como SDC tienen un sistema de validaciones que sirve para que otras parejas certifiquen que se trata de gente real.
  • No le teman a las conversaciones electrónicas. Muchos piden evitar “carteos interminables” pero vale la pena tomarse el tiempo de conocer a las personas con las que tendrán una cita a ciegas. Presten atención a detalles en los correos. ¿Estás intercambiando correspondencia con alguien que te pone atención o que sólo escribe machotes para ver cuál pega? ¿Quien escribe habla lo mismo de ella que de él o nada más llena el mail de descripciones sobre el tamaño del pene o fantasías masculinas? ¿Pueden leer que hay una relación de pareja en ellos similar a la que tienen ustedes? Confía en tus instintos, si algo te huele mal, da las gracias y sigue buscando.
  • Acuerden sus primeras citas en lugares públicos. Queden para cenar o tomar tragos en restaurantes o cafeterías de zonas con las que estén familiarizados y en las que se sientan seguros. Tómense todo el tiempo que necesiten para conocer a la otra pareja. Si después de la cena no pasa nada, nadie se sentirá ofendido.
  • Eviten, en la medida de lo posible, mandar o publicar fotos en las que se les vea el rostro. Si lo hacen, usen fotos normales, nada que pueda comprometerlos después.
  • Cuando hagan la primera llamada telefónica asegúrense de hablar con los dos miembros de la pareja, así sabrán que son en verdad dos. Algunas veces sucede que, al llegar al primer encuentro, se topan con un hombre solo que cuenta una historia fantástica de cómo su esposa no pudo llegar pero que él tiene permiso. Lo que menos resulta de una situación así, es un momento incómodo. Así que siempre será bueno evitarlo.
  • ¿Es buena idea invitar a otra pareja a su casa? Si los conoces lo suficiente, si te dan buena espina, si nada se siente peligroso y si te gusta recibir visitas… ¿Por qué no?
  • No importa nunca la circunstancia, de dónde llegaron juntos, váyanse siempre juntos. Si por cualquier razón, un conflicto entre ustedes dos se avecina, den por terminado el plan y váyanse a casa. No se expongan a que un pleito estalle y alguno termine buscando taxi solo o sola a las tres de la madrugada.
  • Los clubes swinger son una buena alternativa, tanto para conocer otras parejas como para citarse con gente con la que solo han tenido contacto por internet.
  • Tengan siempre presente que nadie los puede obligar nunca a hacer nada que no quieran. Si en cualquier club alguien los presiona o si cualquiera de ustedes se siente incómodo apelen a la regla swinger: “No” significa “No”. Si, después de eso quien los está molestando no se detiene, coméntenlo con los anfitriones del lugar para que tomen cartas en el asunto, y si esto no da resultado salgan de ahí y cuéntenlo.


Si tienen otros consejos ¡compártelos con nosotros en la sección de comentarios!
 
 

Texto publicado en: http://www.jardindeadultos.com/2014/02/Seguridad-para-swingers-mexico.html#.U015a-Z5MVk

* Diego y Mariana son los  autores de Jardín de Adultos, un blog dedicado a narrar sus aventuras sexuales como pareja liberal y a dar consejos y reseñas del mundo swinger.

DEJA UN COMENTARIO